Saltar al contenido

Resumen VII Clásica Isla Marina en moto de agua

30 abril, 2012

VII Clásica Isla Marina en moto de agua

La salida desde Isla Marina fue la mas puntual de todas las ediciones. Todo el mundo en el agua a las 6:45h, todo fue como la seda. En Guardamar nos esperaba con la primera sorpresa, los delfines nos daban los buenos días. La primera parada en la Manga la hicimos antes de lo previsto, nos tocó esperar a que abrieran la gasolinera. Atravesamos la Manga por el interior, era el primer año que salimos de la Manga por el sur…

Seguimos nuestra ruta. Los dos reportajes siguientes fueron muy bien, el mar nos respetaba y la travesía transcurría con tranquilidad. Pero en San José el grupo de atrás no para y sigue hasta Almería sin repostar. Sin tiempo que perder repostamos, y salimos en búsqueda de los despistados, consiguiendo que llegasen a Almería. Fin de la primera etapa. Todos en el hotel y ningún problema. Sólo Marcos con dolores intensos en su espalda, su 2,02 metros le pasan factura. Después de pasear por el casco antiguo de Almería, cenamos como corresponde.

Segundo día: comenzamos con un gran desayuno y todos en el agua. El día empezaba con el agua un poco movida, pero nadie presagiaba un día tan largo. Después del primer repostaje, la moto de Juan empieza a dar problemas. Se la cambia a César, para facilitar la labores de seguimiento del grupo, pero esta nueva moto de Juan se hunde. Con un mar cada vez mas fuerte, y con Juan y yo en labores de rescate fuera de combate, el grupo queda fuera de control. Gracias a la rapidez de Quique consigue controlarlos y reagruparlos en Motril. Mientras tanto Juan y yo, con muchas dificultades, conseguimos salir de la zona de rocas y remolcamos la moto hasta una zona mas segura y tranquila, donde conseguimos ordenar nuestras ideas, remolcando la moto a Motril. Allí, después de analizar los problemas para continuar y con más de una hora perdida, vemos que una tercera moto también esta dañada. Después de una toma de decisiones rápida ya que el tiempo jugaba en contra, César, Quique y Marcos que cede su moto para que Juan pudiera seguir, se quedan en tierra. Con mucho retraso ya salimos del puerto y nos damos cuenta que el mar esta aun peor, con olas de 6 a 8 metros avanzamos con mucha lentitud y seguimos perdiendo tiempo. Después de varias horas de navegación y con el grupo notablemente agotado y cada vez más lentos, paramos en el Candado donde damos un respiro al grupo para que coma algo. Juan y yo tomamos la decisión de acortar la etapa, llegar a Marbella y no a la Línea. Más trabajo para el equipo de tierra, se le acumulan los problemas, intentan reparar las motos y ahora cambio de hoteles, cenas, desayunos, anulaciones de reservas… nos empiezan a odiar.

Llegamos a Marbella solo pensando en los que se habían quedado en tierra, y en la complicación del día siguiente, muchas millas. Pero allí nos esperan con una gran sonrisa: Roger ha bajado una moto de Alicante para Quique, y las otras dos motos las ha reparado Paco de jet center Marbella como el mecánico que le cambia las ruedas a Fernando Alonso. El hotel que han encontrado esta a dos pasos de allí, y la cena para recordar, pescaito frito. ¡Que bien! Todo el mundo cansado pero feliz, todos los problemas solucionados.

Tercer y último dia. Desayunamos fuerte, el día va a ser complicado. A la etapa le hemos sumado 40 millas más del dia anterior, no está claro que lleguemos en hora al último repostaje. Joaquin se resiente de su rodilla y decide no tirarse al agua, primera baja. Pero nadie pensaba que los problemas empezarían tan pronto llegamos al puerto y una cuarta moto con problemas, está hundida hasta el manillar. Joaquin cede su moto y salimos todos. Primer repostaje en Sotogrande, pero no abre hasta las nueve. Decidimos seguir hasta la Línea pero, a la altura de Gibraltar, sale la policía de los llanitos y nos pegan el primer susto. Leo haciendo de las suyas se ha metido en sus agua, nos acosan un poco con su patrullera, y no les hacemos ni caso. Esta vez, por lo menos, no nos apuntan con la pistola. Pasamos el estrecho, Marcos sigue sufriendo con su espalda y se forman dos grupos. A la altura de Cádiz la guardia civil con helicóptero ypatrullera detienen al primer grupo (liderado por Leo, no hay charco en el que él no esté) y los escoltan a puerto donde les hacen perder una hora más. El segundo grupo que consigue eludir el control y llegamos a Chiclana, pero la gasolinera ya ha cerrado.

Conseguimos una furgoneta de los lugareños y un montón de bidones, y empezamos con los viajes a la gasolinera. Es el último repostaje y necesitamos 500 litros. Después de una gran paliza y algo de comer, nos vamos a la entrada del río a toda velocidad. Vamos con mucho retraso y emocionados por llegar al gran regalo de la travesía. El río a gatillo con aire de costado, una experiencia única. Joaquín sólo quieren probar el barro que este día se incorpora en la entrada del río. Y por fin llegamos a Sevilla, sólo nos queda la exclusa. Pero este año, con todo en regla y todos los trámites hechos, no nos dejan pasar. Bajamos a Coria del Río y con Enrique Lahoz coordinamos la logística de las motos.

Por fin estamos en el hotel y nos vamos a la Feria de Sevilla. Tenemos una gran cena y entrega de diplomas. ¡Felicidades a todos los participantes!, gran edición, y lo mejor el grupo: podemos ir al fin del mundo.

Paco Jet center Marbella, Enrique Lahoz, Sandrita, Antoñito, Roger, Juan Félix. Y a todos los patrocinadores de esta aventura, muchas gracias, sin vosotros no habría sido posible.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: